El miedo solo es miedo

Y para ti, ¿qué es el miedo?

Hay muchos tipos de miedo, a la soledad, abandono, rechazo, fracaso, pérdida, muerte…con los que lidiamos muy a menudo, si no diariamente. Cada cual sabe el suyo. Cada cual sabe cuál es su viaje.

Para mí, el hecho de que pudiera pasarme algo, esa inseguridad, ese miedo, finalmente, a la muerte, era algo que me dejaba en la estacada, me paralizaba. Y hacerlo sola, era impensable. Pero era una lucha continua entre mi corazón y mi mente. Ya que siempre, todo lo que me daba más miedo, era lo que más anhelaba hacer. La mayoría de esas cosas, son las que te hacen sentir que estás vivo. A veces, éste se escondía detrás de la vergüenza, pero sobre todo de la pereza.

Así pues, al observar esto, al darme cuenta de ello, me propuse que haría todo lo que siempre he dicho que quería hacer, por más efímero que pareciera o que fuera. Dejando así a un lado esa vergüenza o pereza.

En un momento de mi vida, no hace tanto, llegó la escalada y la montaña, ambas me confrontaban, y continúan haciéndolo, conmigo misma bastante a menudo. Hacen sacar muchos de mis demonios. Miedos e inseguridades. Al principio siempre perdía contra ellos, hasta que empecé a ganar.

Ganar confianza. Seguridad. Poder.

Esto dió pie desde tirarme en paracaidas, aprender a hacer surf, superando el miedo al no saber que había bajo el mar, sumergirme y controlar la ansiedad con el buceo, hasta quitarme la vergüenza de un bandazo hablando diferentes idiomas con desconocidos, en conclusión, abrir y expandir la mente.

Siempre quise emprender un viaje así, pero por miedo a hacerlo sola se iba quedando aparcado, esperando a que alguien lo hiciera conmigo. Esperando a que alguien me dijera ¡ey! te acompaño. Quizá algo que buscaba siempre en alguien era, exactamente esto. Que fuera capaz de rodar, de volar conmigo. Siempre esperando.

Pero una al final se da cuenta. Nadie puede hacer esto por ti. Tus sueños son solo tuyos. Nadie puede cumplir tus sueños por ti.

Y ahí, la necesidad de cambio superó todos los miedos que pudiese tener anteriormente, ya no me paralizaba a hacerlo.

Éstos se convirtieron en ganas.

Desde que tomé la decisión, durante los 7 meses previos al viaje, viví muchas situaciones las cuales, inconscientemente, me preparaban para el siguiente nivel: estar hoy subida a un avión con destino Tailandia.

El miedo, solo es miedo.

Anteriormente nos era útil, ya que nuestra mente lo utilizaba para protegernos de los leones y poder huir a tiempo de ellos. Pero HOY, ya NO hay leones.

Aunque este patrón se ha quedado muy instaurado dentro de nosotros. Así que, reconoce tus leones. Dales luz y observa cómo cuando los nombras, les das voz y les pones palabras, van disminuyendo.

Observa cómo se van desvaneciendo, porque te das cuenta de que NO existen. De que los creamos nosotros para sobrevivir. Pero ya no los necesitamos más.

Ya no hay que sobrevivir. Solo hay que VIVIR.

El miedo, solo es miedo.

No es real, es solo un producto de tu imaginación.

Entonces, ¿cómo diferenciar lo real de lo imaginario?

Lo real, es lo que estás viviendo AHORA, en este preciso instante. En el lugar donde estás, ahora mismo leyendo esto. El resto de lo que pasa por tu cabeza, incluso mientras lo lees, ES MENTIRA.

Tu mente lo tiene que crear, lo tiene que imaginar, porque, tú, ahora, no estás en el lugar de tu imaginación. Yo, no existo en un futuro, por tanto, lo tengo que imaginar para estar en él, pero sigue sin ser real.

Lo real es donde tu cuerpo se encuentre ahora mismo.

El miedo siempre va de la mano de la anticipación, para “protegernos”, siempre va de la mano de un futuro, pero de un futuro que no existe. Solo nos lo imaginamos.

Estos patrones de pensamiento son tan antiguos que no es fácil cambiarlos de la noche a la mañana, no desesperes. Solo reconócelos y ves actuando en consecuencia.

La forma de trascenderlos es simplemente parando, reconociendo y HACIENDO, confiando al máximo nivel.

Es como tirarse al río cuando el agua esta fría, te lo piensas mil veces porque crees y “sabes”, porque ya has pasado por otro río de agua helada, y por eso no te tiras, no quieres volver a repetir la experiencia pasada. Pero, ¿sabes realmente si el agua esta helada? ¿Acaso estás ya en el agua?

Pero cuando te adentras a comprobarlo, te tiras, sacas la cabeza del agua, coges aire, suspiras fuerte y gritas, está helada, pero a la vez es placentero. Lo has hecho. Que liberación adrenalínica. Pues así cuando traspasas cualquier miedo.

Nos imaginamos muchas cosas que al final no pasan. Y eso nos genera una emoción, la cual traerá un movimiento o la falta de él.

Actuamos según lo que sentimos. Vivimos a través de lo que sentimos.

El día antes de volar, pasó por mi mente un: ¡Guau me voy mañana! y una serie de pensamientos respecto a eso, vuelo sola, muchas horas, que hago cuando llegue, etc. Paré, me senté, reconocí que había miedo, nervios…y me di cuenta de que por tu mente lo que pasa, solo es eso, lo que pasa, pero no es la realidad.

Ahora estoy escribiendo desde el avión de camino a Bangkok, tranquila, serena, en paz. Por mi cabeza solo pasa un pensamiento: lo he hecho.

Creces y te creces.

El trabajo es no imaginar nada respecto a lo que pasará, ya que no existe. Solo existe donde estás ahora. Solo confía.

El trabajo es observar ese bandazo de pensamientos y hacerles frente.

El trabajo es manifestar como quieres que sea tu vida, porque lo que crees así lo creas. Durante siete meses he ido creando esta realidad. Paso por paso, aprendiendo a crearla.

El miedo te irá acompañando durante todo el trayecto, la clave es reconocerlo y finalmente, ir haciéndote amiga de él. No dejarle de lado, si no cogerle de la mano.

Qué bonito ver que eres capaz de hacer todo lo que te propongas.

No permitas que la vida te pase sin que la vivas.

Y tú, ¿de qué tienes miedo?

Blog at WordPress.com.

Up ↑

Habitando palabras

entre lo espiritual y lo mundano

Tu viaje interior

Creando conscientemente una nueva versión de ti mismo

Relatos de mi caminar

Simplemente SER

Te cuido en tu embarazo

Un espacio para recordar la naturaleza que eres

%d bloggers like this: