Un niño viene al mundo el día de su búsqueda

Y hoy me despierto así, tal cuál. Con este mensaje que me lleva la reflexión matutina. Desde hace un par de años, tengo un mundo onírico muy desarrollado, y es ahí donde recibo muchas de las señales, reflexiones y/o aprendizajes. Muchos de los mensajes que me manda la vida para despertar, vienen en sueños, y los acojo como regalos. Así, empiezo el día soltando.

El nacimiento. Naces cuando decides buscar. Es decir, ¿para qué vienes al mundo? En realidad para esa búsqueda de tu por qué¿no? El día que decides salir a buscar, ese día es el que naces. Para abrirte a la experiencia de lo que es vivir, para abrirte al mundo. El día de tu búsqueda.

Esa búsqueda interna, en muchas ocasiones, se hace bola y cuesta arriba, a veces, cuesta despertar y para hacerlo, necesitas más de una vida. Más nacimientos o muertes en vida. Yo llevo varios en esta con cada desprendimiento de mi misma, y, a saber cuantas, en las anteriores.

Así me puedo tirar toda una vida, y es que sí, en búsqueda estás toda una vida o varias. Hasta que encuentras el botón para despertar. Para despertar de ese sueño llamado inconsciencia.

Al inicio es muy incómodo, se intensifica y quieres salir de ahí como sea, hay demasiado dolor, todo el de esas vidas anteriores tratando de despertar. Pero lo valiente no es otra que ir hacia dentro y observar. Observar el funcionamiento de mi Ser para comprender. De dónde vengo y a dónde voy.

Hasta que acabas de entender que no hay meta ni fin. Que solo es el camino el que te lleva a la libertad. Que la vida no es cuando llegas, sino cuando está pasando, aquí y ahora. En el camino, en el durante, en el mientras llegas a.

Y ahí resida la herramienta, la magia y el despertar. En el camino.

Toda una vida te puedes pasar en búsqueda, pero no es la búsqueda lo que sirve, sino el encuentro. El encuentro de tu por qué con cada persona que entra en tu camino. Ahí se responde a la búsqueda y, se da ese encuentro.

Así que querer llegar YA a tu propio encuentro, a tu por qué, es querer morir en el intento. Es cerrarte a la experiencia completa y es alimentar a tu ego, haciéndole creer que sabes quién eres, y para lo que estás aquí. Es no entender la naturaleza cíclica de la propia vida, la cual es cambiante al igual que tú.

La magia de la vida reside en ir descubriendo quién eres a lo largo de la misma. Sin prisa, a fuego lento, porque así todo sabe mejor, el puchero, el baile y la vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

Habitando palabras

entre lo espiritual y lo mundano

Tu viaje interior

Creando conscientemente una nueva versión de ti mismo

Relatos de mi caminar

Simplemente SER

Te cuido en tu embarazo

Un espacio para recordar la naturaleza que eres

%d bloggers like this: