La tierra te da las gracias

Hoy es el día internacional de la tierra. Y que maravilloso regalo que le estamos haciendo ¿no crees?. Desde hace mes y medio todo está volviendo a su ser. Le estamos dando el mejor de los regalos. Aire. VIDA.

Ahora que hemos perdido la libertad, que hemos vuelto al origen, a las necesidades básicas, ¿entenderemos que el consumo que realizábamos, a todos los niveles, era desfasante? ¿Le pondremos conciencia?

¿Nos estaremos dando cuenta ya de lo realmente importante? El cuidar de nuestra tierra como hogar que es y a nuestro cuerpo como el verdadero templo y nexo de ese hogar.

Estamos viendo muy de cerca, que la vida es tan efímera, que lejos de creernos inmortales e invencibles, somos vulnerables y que en realidad aquí no mando yo, sino algo superior a mí. Pensamos que somos la primera potencia que nada puede con nosotros y que nuestros actos no tienen consecuencias. No paramos de mirar a nuestro ombligo, arrasando allá por donde pasamos, sin tener en cuenta lo que eso puede conllevar más tarde.

Pero ahora, vemos que somos “el último mono” y que sin nosotros, todo vuelve a su ser rápidamente. Los animales vuelven a sus lugares de origen, esos que en realidad “les quitamos” nosotros; tortugas poniendo huevos en las playas, delfines a las costas y canales, los cielos se ven más azules que nunca, hay menos movimientos sísmicos y “desastres naturales” e infinidad más. Hasta la imagen clara y nítida, de la majestuosidad como sistema montañoso más grande del mundo –los Himalayas- es vista.

Y al igual que nuestros actos nos han llevado a donde estamos, esto que está pasando ahora, también es gracias a nosotros, por nuestro parón. Wow! ¿Lo vemos?

Aquí la tierra, la reina naturaleza, nos dice que respetándola, podemos llegar juntos tan lejos como queramos. Que todo está conectado por diferentes niveles de sistemas y que todos formamos parte del mismo.

La vida.

Hemos llegado a este punto por la forma en que nos relacionamos con la tierra y con el mundo, por la forma en que consumimos. Sin conciencia. El darnos cuenta no es otra cosa que eso. Conciencia de que mis actos, tienen unas consecuencias que las estamos viendo ahora. Y que por tanto, solo hay que poner conciencia, SER conciencia. 

Se me ensancha y a la vez encoje el corazón, se me ensancha porque yo también respiro con la tierra, y se me encoje por lo mismo, estamos tan desconectados de nuestra esencia, nos escuchamos tan poco en todos los niveles, que hemos tenido que llegar a colapsar, a petar, a perder, a encerrarnos para despertar. 

Ahora que hemos perdido la libertad, ¿entenderemos el sufrimiento y desesperación de los animales encerrados en jaulas/zoológicos?  ¿Entenderemos el sufrimiento detrás de cada espectáculo, foto, actividad, circo o “santuario” con animales? ¿Dejaremos de promover esto evitando su consumo?

Como todo, solo está en mi mano el modificar algo porque, si no hay demanda no hay oferta. Y esto, es la base del mundo híper-consumista en el que nos encontrábamos con superproducción de todo tipo de productos. Hablo en pasado porque, creo firmemente y confío en que esto es el comienzo hacia otra manera de pensar. Pensar que yo no puedo hacer nada, es absurdo. Consumir con conciencia. Ponerle conciencia a la vida.

Ponerle coherencia.

La coherencia en general, va unida a unos valores, los tuyos, así que, ¿me replanteare mis valores? ¿Qué próximos años quiero vivir aquí? ¿qué tipo de mundo quiero dejarle a mis hijos? ¿Cuán grande es mi huella ecológica? ¿Acaso lo sé?

Observemos que tipo de consumo realizamos, de todo tipo y a diario para darnos cuenta de ello. Informémonos de las alternativas, porque sí, siempre hay alternativas, para todo.

La llamada es a la acción, igual que la llamada que la tierra ha hecho con nosotros, de que la empecemos a escuchar. De que esto no funciona si no vamos todos de la mano, unidos, para que le pongamos conciencia a nuestros hábitos de consumo. De consumo desde textil, consumo alimenticio, consumo tecnológico, consumo turístico, hasta consumo de pensamientos. Que le pongamos responsabilidad a ese consumo también, de que nos informemos de que huella ecológica está dejando eso que vamos a adquirir, de que si quiero o no, ser partícipe de esa huella ecológica. Está claro que TODO deja una, pero al menos, que deje la menor posible ¿no crees?

Todo está en nuestra mano, y ahora nos estamos dando cuenta de que granito a granito, acción a acción, todo suma, no vale mirar a un lado, poner la responsabilidad en el otro y decir que para mí es imposible hacerlo, que yo no puedo hacer nada, claro que sí, claro que puedes, con acciones pequeñas del día a día. Si realmente te concierne algo, informarse de que huella deja el consumo de productos cárnicos o derivados de los animales, o con qué tipo de plásticos está hecho eso que vas a adquirir y de que otra forma a la habitual puedo trasformar e incluso reducir esos plásticos, son solo dos de la infinidad de ejemplos, los cuáles podríamos concienciarnos.

Por otro lado, hay muchísimas asociaciones que ponen firmes a los gobiernos en cuanto al cambio climático y todo lo relacionado con el maltrato animal, y otras muchas causas que con tan solo una firma, son de gran ayuda, porque gracias a esa acción, gracias a ti, se pueden cambiar las cosas, se puede cambiar el mundo, dejar uno mejor, más acorde con lo que somos.

Estos días escucho mucho acerca de si los políticos esto, los políticos lo otro, no para de haber quejas, pero, ¿estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano sobre lo que si podemos influir? ¿De verdad? 

Puedes participar pasivamente o activamente, tú tienes el poder de elegir. Alguien dijo una vez que, el hombre siempre está eligiendo y su poder es elegir.

Elegir la diferencia.

Elije poner conciencia. Elije ser parte del cambio.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

Habitando palabras

entre lo espiritual y lo mundano

Relatos de mi caminar

Simplemente SER

Te cuido en tu embarazo

Un espacio para recordar la naturaleza que eres

%d bloggers like this: